Inclusiones rĂ­gidas

Por definición se trata de un sistema de mejoramiento masivo de suelos, con elementos cuya rigidez es mucho mayor que aquélla del suelo que las contiene. CIMESA las aplica en reducción de asentamientos en suelos blandos compresibles, incremento de resistencia al esfuerzo cortante en superficies de falla y reducción de potencial de licuación por sismo en suelos granulares bajo el nivel de agua. Una inclusión rígida puede estar formada por un elemento estructural (pilas circulares coladas bajo lodo, pilas STARSOL “barrena continua”, pilotes hincados) o elementos formados por la mezcla in situ de suelo y un material cementante (Jet Grouting, soil mixing).